La Dominical: tacos de gambas y aguacate - Programas avanzados para el Cuidado de la Salud
Go to Top

La Dominical: tacos de gambas y aguacate

Entre la comida más divertida para compartir están, sin lugar a dudas, los tacos. Admiten mil variantes, se comen con las manos y son un ejemplo perfecto de fast & good food; es decir comida rápida y rica.

En esta ocasión la idea surgió de encontrar en el supermercado un paquete de tacos sin gluten de una conocida marca de productos de comida mejicana. Tradicionalmente estas tortillas, hechas de maiz, no suelen llevar gluten, pero ya sabemos que en los productos industriales suele usarse alegremente como conservante, aglutinante, etc., por lo que tener esta modalidad libre de dicha proteína era un buen aliciente. Así pues, tocaban tacos… mmmmm!!!

Los tacos, igual que tantísimos otros platos, nacen como un recurso de aprovechamiento. Así, no solo no se tira la comida que queda de otros guisos, sino que se descubren fantásticas maneras de conquistar al paladar haciendo mucho con muy poco.

Fiel a esa tradición, los que hoy os presento son unos tacos de gambas y aguacate para los que usé un aceite de unas gambas al ajillo hechos dos días antes. De esta manera, tantos las gambitas como el aliño toman el saborazo de ese aceite de oliva virgen con ajo, sal y guindilla, que junto al tabasco de chile chipotle y la lima, consiguen un sabor de auténtica fiesta.

Los ingredientes principales son además unos grandes aliados nutricionales, consiguiendo que este platillo fácil y sabroso hasta decir basta, sea también un alimento completo y saludable.

Que el aguacate está de moda es, a estas alturas, sabido de sobra. Al menos en nuestra dieta mediterránea donde no era tan habitual por no ser un producto autóctono. Sin embargo, en tierras caribeñas y latitudes cercanas, es el pan nuestro de cada día. Afortunadamente ahora somos conscientes de sus estupendas propiedades – amén de su textura y sabor versátil – y es muy fácil encontrarlo en cantidad de recetas y en todas las tiendas donde haya fruta y verduras. Es fuente de grasas saludables y minerales como el potasio o el magnesio, lo que tiene beneficios a nivel cardiovascular, cerebral y muscular. Contiene una interesante cantidad de vitaminas lipo e hidrosolubles (A-B-C-D-K), teniendo por un lado capacidad antioxidante y por otro actividad sobre piel, huesos y cabello, y en conjunto sobre la función inmune.

Seguro te interesa   ¿Qué terapias naturales existen para combatir el cansancio?

Alto en calorías de buena calidad, aporta agua y fibra aliviando el estreñimiento y favoreciendo la buena función intestinal. La elevada carga de ácidos grasos por un lado y la baja cantidad de hidratos de carbono por otra, hacen que sean al mismo tiempo saciantes y energéticos pero mantengan estables los niveles de glucosa en sangre, evitando los picos glucémicos altamente inflamatorios y perjudiciales para el organismo.

Las gambas, por su parte, probablemente son el marisco más consumido en todo el mundo. De profundo sabor y fina textura, son un apreciado ingrediente que solo o con mil sabores distintos nos encanta. Y claro, también tiene amplias cualidades que se alían a su favor: bajísimo contenido graso y rica en omega 3, proteías y minerales como el yodo, selenio, zinc y cobre, que favorecen – entre otras funciones – la salud del sistema inmune. Hay que añadir que el compuesto que le otorga el característico color a la cáscara es un potente antioxidante que ayuda a combatir el estrés oxidativo del organismo.

Como todos los productos del mar hay que tener cuidado en no abusar de su consumo, por la contaminación con metales pesados que contienen, pero en cantidades moderadas, este rico crustáceo nos acompaña en multitud de recetas, como por ejemplo estos tacos.

Ya he mencionado que la receta de hoy es extremadamente fácil, tal como veréis a continuación:

¿Qué necesitamos?

Para 2 personas (3 tacos cada una)

Un paquete de tacos sin gluten

50 grs de mezcla de rúcula y berros

1 tomate

150 grs de gambas o gambón

1 aguacate

pepinillo agridulce, cebolleta cruda picada (opcional)

aceite de oliva, ajo, sal, tabasco, 1 cucharada de mayonesa, vinagre de manzana, lima y pimienta

Seguro te interesa   La Dominical: cous cous moruno de coliflor

¿Cómo lo haemos?

Pelamos y lavamos las gambas. Picamos en trozos medianos. Yo usé aceite de haber hecho gambas al ajillo, que podéis reproducir con ajo y guindilla al gusto. Hacer un minuto hasta dejar las gambas al punto. Añadir un poco de sal y reservar.

Pelar y cortar el aguacate en trozos añadiendo zumo de limón o lima por encima. Lavar y picar en trozos pequeños el tomate.

Poner en una ensaladera la mezcla de rúcula y canónigos, añadir el tomate, el aguacate y las gambas.

Aliñar con un poco del aceite de las gambas, un chorrito de vinagre, una cucharada de mayonesa y sal.

Calentar una sartén antiadherente y preparar los tacos como indica el fabricante. Poner en un palto tapados con un paño limpio y seco. Poner pepinillo y cebolleta picada aparte como guarnición. Rellenar los tacos con la mezcla que está en el boly poner unas gotas de lima y tabasco por encima al gusto de cada quien y a disfrutarrrr!!!

Os imaginaréis que los rellenos que admiten los tacos son tan infinitos como tu imaginación. ¿Cuáles son tus favoritos?

Déjame tus respuestas y no te olvides, ¡¡Salud… y sabor!!

 

 

, , , ,

About Beatriz Daza

Graduada en Enfermería por la U. Complutense de Madrid Master en Cuidados Paliativos por la U. Camilo José Cela Diplomada en Medicina Tradicional China por la Fundación Europea de MTC Asesora nutricional y docente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.