Revuelto de champiñones de invierno - Programas avanzados para el Cuidado de la Salud
Go to Top

Revuelto de champiñones de invierno

Está claro que en invierno el cuerpo nos pide cosas calentitas y sustanciosas

Y aunque nos gusten muchas cosas, casi siempre terminamos haciendo lo de siempre. Pero a veces, a esas preparaciones cotidianas podemos darle una vuelta y convertirlas en un plato nuevo, sabroso y nutritivo, que no solo nos salvan una cena, sino que

La receta que os traigo hoy es un clásico revuelto de champiñones, al que he llamado de invierno por incorporar ingredientes que suelen usarse en otras recetas de verduras cuando bajan los termómetros, con sabores que combinan muy bien entre ellos y que en poca cantidad aportan variedad de nutrientes a nuestra dieta.

Este revuelto además tiene otras grandes ventajas: puedes prepararlo con antelación y darle diferentes usos: como relleno de un ave al horno, para hacer una quiche (mejor aún si la masa es sin gluten y sustituyes la nata por una alternativa vegetal) o en empanadillas. Aquí, la imaginación y tu gusto mandan.

En este caso, he mezclado la preparación base con huevos de corral y el resultado ha sido una reconfortante, sana y riquísima mezcla de sabores.

Os copio la receta aquí:

Ingredientes: 150 grs de champiñón blanco y 150 de la variedad portobello, 30 grs de piñones, 1 manzana reineta, 4 lonchas de panceta ahumada (opcional), 3 dátiles, 8 pasas sultanas, 1/4 de vaso de vino Pedro Ximenez, perejil, 1 diente de ajo, sal, pimienta, aceite de oliva, 4 huevos camperos o eco.

  1. Cortas en trocitos las pasas y los dátiles y lo spones a macerar con un poco de Pedro Ximenez u otro vino dulce.
  2. Lavas y troceas los champiñones. Pelas, quitas el germen central del ajo y lo picas fino. En una sarten pones un poco de aceite de oliva y añades el ajo. Cuando empiece a coger color añades los champis troceaditos y rehogas.
  3. En una sarten aparte doras los piñones con cuidado que no se quemen. Los reservas. En esa misma sarten pones las lonchas de panceta con un poco de sal para que pierdan la grasa y se tuesten. Cuando estén, las colocas en un plato con papel absorbente y luego las cortas en trozos.
  4. Pelas y lavas la manzana, retiras el corazón y partes en cuadraditos. Las añades a la sarten con los champiñones y sigues rehogando.
  5. Cuando los champiñones hayan soltado su agua, añades sal al gusto e incorporas el vino donde maceraban las pasas y los dátiles. Subes un poco el fuego para que evapore el alcohol y luego lo dejas bajito.
  6. Añades la panceta, las pasas y dátiles, los piñones y el perejil picado. Remueves con cuidado para que se mezcle todo bien.
  7. Bates los huevos con un poco de sal y pimienta y los pones en la sarten con el resto de ingredientes. A fuego bajo vas revolviendo suavemente hasta que los huevos estén cuajados al gusto.
  8. ¡Buen provecho!

 

 

 

, ,

About Beatriz Daza

Graduada en Enfermería por la U. Complutense de Madrid Master en Cuidados Paliativos por la U. Camilo José Cela Diplomada en Medicina Tradicional China por la Fundación Europea de MTC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.