La Dominical: soldaditos de pavía (sin gluten) - Programas avanzados para el Cuidado de la Salud
Go to Top

La Dominical: soldaditos de pavía (sin gluten)

En el retorno de La Dominical nos acompaña un estupendo y sabroso platillo típico de las cocinas madrileñas: los soldaditos de pavía o tajadas de bacalao rebozado.

Resulta delicioso como aperitivo o en una cena informal, junto a unos pimientos rojos asados o un gazpacho, por ejemplo. Es fácil de hacer y gusta a todo el mundo… a menos que el bacalao no sea lo tuyo. Pero si no es el caso y te apetece darte este capricho sin gluten, toma nota porque verás lo rico y sencillo que es.

Para todos aquellos a quienes nos encanta este pescado, sabemos que es probablemente uno de los más versátiles y que más preparaciones admite, ya sea en su variante fresca o desalada Esta característica – su conservación mediante la sal – ha propiciado que sea un «pez de interior» y que muchas recetas elaboradas con bacalao procedan de tierras sin acceso directo o siquiera cercano al mar.

Si nos asomamos a sus propiedades nutricionales descubrimos un alimento de carne blanca y firme, rico en proteínas y muy bajo en grasa, con un alto contenido en potasio y sodio y también en vitaminas A – relacionada con la salud óptima de la retina, mucosas, dientes y piel – y vitamina B9 o ácido fólico – esencial para el desarrollo del sistema nervioso, la formación de ácidos nucleicos y la producción de glóbulos rojos -. Mención aparte merece el aceite de hígado de bacalao, utilizado pese a su intenso y no muy agradable sabor, como reconstituyente y tónico general del organismo desde hace cientos de años.

Para esta receta es importante comprar un bacalao salado de calidad y dejarlo con el punto justo de sal. Lo recomendable son las llamadas «migas» de bacalo, que son piezas más pequeñas que los lomos y otros cortes del pescado, y resultan perfectas para realizar croquetas, buñuelos, brandada o los soldaditos de pavía. Además, precisan menos tiempo de desalado y es más fácil controlar el punto de sal justo.

Seguro te interesa   La Dominical: tacos de gambas y aguacate

Así que venga, manos a la obra que esto es coser, cantar y comerrrr. ñam, ñam!!

Ingredientes:

300 grs de migas de bacalao saladas de buena calidad

Harina de garbanzos

Agua fría

Sal y una pizca de bicarbonato sódico

Aceite de oliva

Preparación:

Se desala el bacalao dejándolo en remojo dentro de la nevera, en un recipiente tapado y con el agua cubriendo el pescado, unas 12h. Se cambia el agua un par de veces.

Se deja escurrir bien y se seca con un papel de cocina absorbente prensándolo sin aplastarlo.

Mientras se pone aceite a calentar, pones en un bol la harina de garbanzos con un poco de sal y una pizca de bicarbonato (opcional) a la que se añade poco a poco agua muy fría de la nevera hasta conseguir una consistencia líquida densa, tirando a pastosa.

Se rebozan las piezas de bacalao en esta mezcla y acto seguido se fríen en abundante aceite caliente. Una vez doraditas, se escurren del exceso de aceite y listas para servir. Buen provecho!!

 

Crujiente por fuera y jugoso y muy sabroso por dentro :-))

 

, , ,

About Beatriz Daza

Graduada en Enfermería por la U. Complutense de Madrid Master en Cuidados Paliativos por la U. Camilo José Cela Diplomada en Medicina Tradicional China por la Fundación Europea de MTC Asesora nutricional y docente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.