¿Cuáles son (y cómo combatir) las enfermedades de la nariz? - Programas avanzados para el Cuidado de la Salud
Go to Top

¿Cuáles son (y cómo combatir) las enfermedades de la nariz?

Las secreciones nasales, por muy molestas que sean, te protegen de infecciones y suciedad del ambiente. Sin embargo, cuando los mocos cambian su color y consistencia, podría ser un problema mayor. Por si no lo sabías, existen ciertas recomendaciones que puedes seguir para combatir las secreciones, como por ejemplo: consumir avena.

Tratamiento de Sinusitis crónica

Consulta en Alicante y Videoconsulta

En este artículo te enseñamos las principales enfermedades que podrían afectarte y cómo puedes combatirlas efectivamente. ¡Sigue leyendo y gánale la batalla a las secreciones!

1. Rinitis

La rinitis es la respuesta a una irritación o inflamación y suele estar acompañada por el goteo de la nariz, picazón, estornudos u obstrucción (nariz tapada).

Existen tres tipos de rinitis que debes conocer: la aguda, la crónica y la vasomotora.

La rinitis aguda dura menos de 6 semanas y su causa suele ser infecciosa, producida por una irritación.

La rinitis crónica (rinitis alérgica), puede estar causada por alergias y los síntomas son persistentes. Puede conllevar a otras infecciones como la meningitis (goteo continuo de solo una fosa nasal).

La rinitis vasomotora, es una respuesta nasal exagerada a la irritación. Influyen irritantes como el humo del tabaco o de los coches, olores fuertes, productos de limpieza, cloro de las piscinas, medicamentos, etc.

2. Sinusitis

La sinusitis es diferente a la rinitis, aunque sus síntomas son similares y pudieran relacionarse entre sí.

Se habla de sinusitis cuando los síntomas persisten al menos 10 días. Por el contrario, si duran más de 4 semanas, se habla de sinusitis crónica. Ésta es la inflamación o infección de cualquiera de los 4 grupos de cavidades o senos paranasales del cráneo, que son los que se comunican con la nariz. Si la infección afecta a los senos maxilares, produce dolor facial. Si es en las cavidades posteriores, hay dolor en la nuca.

Entre sus síntomas generales tenemos: dolor o presión facial, fiebre, fatiga, tos, mal aliento, dolor en los dientes superiores y obstrucción nasal. Además el moco es consistente, amarillo o verdoso.

3. Más enfermedades

-Tos: ésta es un reflejo protector que limpia las vías respiratorias de secreciones, pero cuando es fuerte irrita e inflama las membranas de las vías respiratorias.

-Bronquitis: inicia cuando la infección que comenzó en las vías respiratorias altas, progresa hacia las bajas. El moco no permite que entre bien el aire en los pulmones y dificulta la respiración.

-Fibrosis quística: aunque es genética, se caracteriza por una producción excesiva de moco, los bronquios se dilatan y se infectan con facilidad, ocupando la mayor parte del pulmón y destruyendo la capacidad respiratoria.

Ahora sí, ¿Cómo combatirlas?

Mantén una buena higiene: podrías usar soluciones salinas que venden en farmacias, para eliminar el moco seco, humedecer y por ende, reducir la sequedad.

Podrías probar también el suero fisiológico o agua hervida.

Inhalar agua caliente: puedes colocarte una toalla caliente (con cuidado de no quemarte) por encima de la cabeza. Lograrás aliviar la congestión de nariz y en el pecho.

Pomadas: aquellas que están hechas con vaselina o glicerina son una buena opción para prevenir la sequedad en la nariz. Debes introducirlas en tus fosas nasales.

No uses antibióticos: la gente suele creer que los antibióticos sirven para todo, pero no es así. Los antibióticos no sirven para los virus y por ende, tampoco para los catarros. Si los usas cuando no debes, es posible que el efecto sea menos eficaz cuando realmente lo necesites.

No abuses de los descongestionantes: los descongestionantes tópicos generan un gran problema: la adicción. Cuando comienzas a usarlos mejorarán las secreciones, pero luego pueden atrofiar la salida de los mocos y tendrías que usarlos continuamente. Lo recomendable es no usarlos por más de 4 días continuos, sin embargo si consultas con un médico podría indicarte la cantidad de días exactos.

Acupuntura, Osteopatía y HomeoterapiasPor si no lo sabías el uso combinado de técnicas no convencionales como las citadas son altamente efectivas, sintiendo mejoría en pocas sesiones (leer artículo)

Deja de fumar o fuma menos: el tabaco puede aumentar la congestión y la retención de moco.

A su vez, el dejar el cigarro y/o tabaco puede aportar muchísimos beneficios a tu vida. Si tienes el colesterol elevado, éste es uno de los pasos que debes seguir para bajarlo.El tabaquismo ocasiona un sinfín de problemas respiratorios, tales como: la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (cuarta causa de muertes en el mundo), cáncer pulmonar, asma, neumonía y tuberculosis.

Las soluciones están a tu alcance, solo debes aprender a descifrar los mensajes que envía tu nariz y actuar de inmediato para evitar que se agrave.

¡Mantén las enfermedades en la raya!

Edith Gómez

Colaboradora

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.