Go to Top

¿Qué terapias naturales existen para combatir el cansancio?

Seguramente seas como todos los trabajadores de hoy en día, trabajas tantas horas que estás a reventar. Tendrás un estilo de vida muy ajetreado, cuidarás a tus hijos, trabajarás muchas horas y tendrás que compaginar mil actividades con todo esto a lo largo del día. Es muy difícil que te acuerdes de algunas cosas como llamar a tu hermana, a tu tía o de que debes dormir al menos 7 horas diarias. Así que, lamentablemente, no te queda otra que depender de la cafeína en todo momento.

Es probable que sientas un gran estrés y que estés agotada muchas veces. No obstante, ten cuidado. Si sufres estos síntomas a lo largo del tiempo puedes desarrollar el síndrome de la fatiga crónica (SFC).

Este trastorno da lugar a una fatiga extrema, que no mejora ni con reposo. Los síntomas son parecidos a los que da lugar la gripe en nuestro orgasmo, e incluso pueden durar años. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (conocidos como CDC, siglas en ingles), fueron capaces de reconocer esta enfermedad en 1988, pero no saben muy bien cuáles son sus causas.

Los investigadores creen que el SFC se produce después de una infección o periodo de gran estrés. Debes saber que puede aparecer en cualquier momento de la vida y que los CDC han encontrado que sobre todo, suele aparecer entre los 40 y los 59 años. Otro dato interesante es que se ha encontrado que miembros de la misma familia lo padecen, dando lugar a una evidencia genética, pero sin pruebas hasta el momento.

Las mujeres suelen ser las más afectadas de este síndrome, de dos a cuatro veces más que los hombres. Este dato, de todas formas, no está demasiado claro ya que no se sabe si las mujeres lo padecen más o están más dispuestas a informar a sus médicos de confianza.

Los CDC informan de que un millón de personas de EEUU padecen SFC, aproximadamente. Afecta más que el lupus, el cáncer de pulmón, el cáncer de ovario y la esclerosis múltiple.

El estrés puede causar efectos negativos en la salud como trastornos gastrointestinales, la presión arterial alta, niveles de colesterol y abatimiento del sistema inmunológico.

Para el tratamiento del síndrome de fatiga crónica varias terapias naturales y alternativas se han investigado, pero se necesita de más pruebas para demostrar la eficacia de estas u otras:

· Una de estas terapias ha sido llevada a cabo con Ginseng. Esta palabra significa “esencia de la tierra en forma de hombre” o “raíz de hombre”. Esto es debido a que la raíz tiene una forma parecida a la de un ser humano. En China se ha utilizado durante más de 2.000 años considerándola buena para mejorar la memoria, el apetito, la fuerza y el rendimiento físico. También ayuda a reducir el estrés, la fatiga y mejora la calidad de vida.

· Cuando vayas al supermercado es probable que encuentres fruta de temporada y una muy buena que seguramente conozcas, es el kiwi. El kiwi es un fruto de China de forma original, pero que en la actualidad se puede encontrar en Nueva Zelanda, en los Estados Unidos, en Italia, Chile y Sudáfrica. Es un alimento rico en potasio, vitamina E, vitamina C y serotonina. Debes saber que contiene la densidad mayor de vitamina C. Contiene beneficios muy potentes para los pulmones y el corazón, además de aumentar la energía.

· El Omega 3, es un ácido graso muy importante, conocido por sus enormes beneficios para el corazón y por ser un protector contra el colesterol. Este puede ser encontrado en aceites vegetales, en los aceites del pescado y en los frutos secos. Proporciona mucha energía y puede mejorar el metabolismo.

· La relajación como terapia es otro tratamiento a tener en cuenta. Las técnicas de relajación incluyen varios tipos de enfoques terapéuticos conductuales que son diferentes en su práctica, metodología y filosofía. Su objetivo central es la relajación no dirigida.

El objetivo de todas las técnicas de relajación es la de aliviar el estrés. Por eso mismo, se caracterizan por un enfoque repetitivo, centrado en un sonido, frase, palabra, sensación, actividad… y en una actitud pasiva y amable ante los pensamientos intrusos, redirigiéndolos para que se vayan. El estrés puede causar efectos negativos en la salud como trastornos gastrointestinales, la presión arterial alta, niveles de colesterol y abatimiento del sistema inmunológico.

Estas terapias han dado lugar a resultados muy positivos pero es importante saber que cada uno tiene una calificación de “C” de Natural Standard. Esto lo que quiere decir es que son necesarias más investigaciones y pruebas para confirmar los beneficios que se han descrito por los usuarios.

No obstante, antes de comenzar con nuevas dietas o suplementos, es bueno que consultes con tu farmacéutico o médico de confianza. Esta persona puede ayudarnos a decidir el mejor tratamiento para la fatiga crónica.

Estas terapias alternativas pueden ayudarte a aliviar el cansancio, mejorar tu calidad de vida y bienestar, para que le hagas frente a tu ajetreada vida con energía y vitalidad.

Edith GómezDescripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies