Como ayudamos a Germán a perder peso: 34 kilos en 3 meses

Perder peso. Germán (nombre ficticio) es una persona derivada por el área de salud de los Servicios sociales de personas sin hogar para que la ayudáramos a mejorar su salud. A su llegada pesaba 148 kg, un diagnóstico reciente de Hipertensión Arterial que precisó de ingreso hospitalario, dificultad respiratoria y edema en las piernas. Por lo que precisó instaurar tratamiento farmacológico para HTA y la disnea.

Una de las prioridades en intervenciones de este tipo es la de perder peso

El cuadro presentado por Germán es conocido como síndrome metabólico, es un cuadro clínico que representa un gran riesgo para la salud al aunar varios problemas que pueden propiciar

  • Aumento del riesgo de cardiopatías
  • Gran cantidad de grasa acumulada en el perímetro abdominal
  • Diabetes
  • Aumento de sustancias pro-inflamatorias en la sangre
  • Pequeñas cantidades de una proteína llamada albúmina en la orina

Desde Medintegra establecimos los siguientes objetivos con Germán:

  • Adaptación nutricional con pautas de alimentación específicas supervisadas para perder peso
  • Entrenamiento personalizado dos días a la semana en nuestras instalaciones, con pautas de actividad a trabajar desde el domicilio

Las ciencias del movimiento es una disciplina que se une al Mundo de la Salud con el fin de agilizar y mejorar los procesos de recuperación. Los trabajos de fuerza y resistencia guiado por nuestro experto en entrenamiento facilitaron la consecución de objetivos

Una vez llegado al centro con la dieta establecida comenzamos un programa basado en ejercicio físico, dos días a la semana durante una hora de forma intensiva, combinándolo con un plan de entrenamiento individualizado para el resto de la semana.

Este paciente ha conseguido perder 34 kilos en tres meses.

¿por qué un plan de entrenamiento?

El objetivo del plan de entrenamiento era modificar su índice de masa corporal, puesto que cuando llegó al centro el porcentaje superaba el 40% lo que lo  situaba en obesidad mórbida. Con este plan buscábamos reducir este IMC, así como mejorar parámetros como su hipertensión, colesterol, dislipemia y su

sistema cardiovascular y ­respiratorio junto con la SAHOS asociada que le pudiera afectar en un futuro como diabetes, cardiopatías. Además de mejorar la movilidad, la estética y, en definitiva, mejorar su calidad de vida.

¿En qué consistió nuestro plan de entrenamiento?

Seguimos un plan de entrenamiento basado en ejercicios de fuerza y resistencia combinados con ejercicios cardiovasculares. Estos ejercicios se realizaban bajo la supervisión de un entrenador personal experto en patologías. Con ello se buscaba “trasformar la grasa en musculo”, mediante un estrés muscular producido por contra­resistencias adaptadas al cuerpo para crear músculo, el cual consume energía todo el día (al contrario que la grasa, que no consume energía), aumentando así el metabolismo basal y, en tiempo de reposo, consumir más grasa del cuerpo.

 

Estos ejercicios se realizaban bajo la supervisión de un entrenador personal experto en patologías

Otro objetivo era mejorar la movilidad articular, ya que estaba mermada debido al alto porcentaje de grasa que poseía. El entrenamiento siempre se basaba en ejercicios funcionales, incrementando los pesos para que el organismo sufriera un estrés metabólico, y se adaptara así a la mejora.

En el tiempo que no se encontraba en el centro, le organizamos un plan de entrenamiento individualizado con ejercicios cardiovasculares para que fuera mejorando su sistema cardíaco y respiratorio, además de movilizar su musculatura para que estuviera activa y no parada. Debido a su gran peso,  evidentemente no podía correr, por lo que se le pautó que anduviese, al principio de la forma que le resultase más cómoda y a medida que encontrase dicha comodidad aumentase la intensidad, realizando cambios de ritmo, de nivel, etc. Y que lo fuera combinado con otras actividades como la natación y el yoga, pero nunca corriendo.

Con esto y la dieta establecida, conseguimos que dicho paciente mejorase su calidad de vida y las diferentes cualidades corporales como la reducción de su masa grasa, aumento de su masa magra, mejora de la movilidad en las articulaciones, reducción del perímetro abdominal, mejora estética, y una integración social debido a que su visión de sí mismo era completamente diferente antes de comenzar el tratamiento.

Le preguntamos a Germán ¿qué piensa y como se siente después de su trabajo?

– Todo es el resultado de tu propia voluntad, llevar a cabo la dieta establecida y el ejercicio. Perder peso y cambiar varias veces de ropa porque me queda grande ¡¡es genial!!  Quiero agradecer al equipo de Medintegra la fabulosa labor realizada. 

Perder-peso
perder-peso
perder peso san vicente
perder peso

En la actualidad Germán mantiene niveles de tensión arterial estables, sigue perdiendo peso, no precisa de tratamiento bronco-dilatador y ha disminuido sus niveles de inflamación

¿Deseas conocer nuestro método de trabajo?

[cta headline=»Llámanos» buttontext=»llamar» buttonlink=»call to: 865526365″ ] Contentos de atenderte [/cta]

[cta headline=»Mejor os escribo» buttontext=»Adelante» buttonlink=»mail to: info@medintegra.es» ] Sin compromiso [/cta]

Te puede interesar:

Papel de la Hipoxia en la Obesidad

Entrenamiento en Suspensión

¿Más de 50 años? Descubre por qué debes hacer entrenamiento funcional

Pedro Rodríguez

Especialista en Salud Integrativa. Dirige y enseña en varios programas de máster y posgrado universitarios. Divulgador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.