Como los sabores regulan tu intestino - Programas avanzados para el Cuidado de la Salud
Go to Top

Como los sabores regulan tu intestino

Hace poco colgaba en mis redes sociales un post sobre el conectoma intestinal y los sabores que nos pide el cuerpo como forma de regulación, me pareció tan interesante que he decidio escribir sobre él.  Se conoce como conectoma al mapa de conexiones neuronales que existe en una red ya sea cerebral o de otro eje del cuerpo. Atribuido el concepto en sus orígenes sólamente a las conexiones cerebrales (Sporns, 2005)se ha extendido a otros sistemas como el entérico con ciertas relaciones. Aunque de cierta antigüedad me gusta mucho el post de Orbe que explica este tema (Conectoma y Cerebro. Parte I). El conectoma podría llegar a tener relación con ciertas enfermedades de carácter neurológico (Alzheimer, Parkinson, lesiones cerebrales,…)

los ácidos grasos saturados en nuestra boca nos abren el apetito, pero en el intestino delgado activan una señal de saciedad.

Seung (catedrático de neurociencia del Massachussetts Institute of Technology apuesta por una esencia psíquica pura contenida en el cerebro: el yo reside en la totalidad del cableado del cerebro. Una frase que dista de otras concepciones que apuestan por otro tipo de conexiones como el eje corazón-cerebro o el eje intestino cerebro  que deberían ser estudiadas de forma simultánea y transversal para hilar de forma ordenada y coherente el funcionamiento del cuerpo.

las células enteroendorinas que recubren nuestro intestino poseen los mismos receptores olfativos y del gusto

Resultado de imagen de conectoma intestinal

El artículo que motivó este post fue publicado por Journal of Clinic Investigation, el conectoma intestinal dar sabor a lo que comes de Bohorquez y Liddle (2015) y me gustó mucho por la relación directa que hacía con los sabores tal como relaciona los cánones de la Medicina China donde se unen diferentes conceptos integrados sobre el ser humano

La ciencia confirma el clima modifica nuestra personalidad tal como predicía los modelos antropológicos de las Medicinas Orientales (Medicina China y Medicina Ayurvédica)

A lo largo del artículo los autores describen los diferentes procesos fisiológicos y diferenciales entre los sentidos y los mecanismos que nos regulan. Así por ejemplo los ácidos grasos saturados en nuestra boca nos abren el apetito, pero en el intestino delgado activan una señal de saciedad. ¡Asombroso! ¿no? la señal se traduce de nuestro sentido del sabor en un impulso eléctrico que recorre hasta llegar al nervio vago y de ahí a nuestro cerebro.

Si no dejara de ser asombroso, las células enteroendorinas que recubren nuestro intestino poseen los mismos receptores olfativos y del gusto (Jang et al- Braun et al)con un circuito neural sensorial más allá del hormonal típico en estas estructuras.

Los autores describen otros estudios donde se recogen como el bypass gástrico tiene la capacidad de reducir la apetencia por alimentos dulces y grasos y como modifica la percepción de los alimentos

Te interesa

, , , , , , ,

About Pedro Rodríguez

Especialista en Salud Integrativa. Dirige y enseña en varios programas de máster y posgrado universitarios. Divulgador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.